loader image

Cannabis medicinal: Lupus

El lupus es una afección crónica en la que la respuesta inmune se encuentra alterada y el organismo produce anticuerpos que reaccionan atacando diversos órganos y sistemas, generando inflamación y dolor. Se estima que factores genéticos, ambientales y hormonales se asocian a su origen, pero su causa permanece desconocida.

Es más frecuente en mujeres jóvenes y sus síntomas son diversos, entre ellos destacan: afecciones dolorosas, artritis, vasculitis, alopecía, alteraciones cutáneas diversas, afecciones cardíacas, pulmonares, renales, síndromes cerebrales orgánicos y convulsiones.

EL LUPUS UNA PATOLOGÍA CRÓNICA QUE AFECTA PRINCIPALMENTE A MUJERES. EL CANNABIS AYUDA A CALMAR EL DOLOR Y A REDUCIR LAS INFLAMACIONES QUE PRODUCE ESTA AFECCIÓN.

Tratamiento tradicional
El tratamiento depende del tipo y de la gravedad de las manifestaciones de la enfermedad. En caso de que no produzca síntomas que comprometan la vida de la persona, se realizan tratamientos sintomáticos, para los que se indican antiinflamatorios en altas dosis, antipalúdicos o inmunomoduladores.

En casos más severos, con riesgo de vida, se usan inmunosupresores (corticoides y citotóxicos). Ambas estrategias de abordaje asocian efectos adversos variados, tales como afecciones renales, gastrointestinales y oftalmológicas.

Tratamiento con cannabis
El dolor y la inflamación son dos síntomas muy presentes en el lupus y el cannabis es útil para aliviar ambos. Varios cannabinoides ejercen efectos que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas que tienen lupus.

Entre ellos, destacan la acción antiinflamatoria y antioxidante del CBD, la acción analgésica del THC y la gran capacidad antiinflamatoria del THCA, lo que se traduce en la utilidad de las distintas variedades de cannabis y la buena respuesta a la combinación de las diversas vías de administración para el control de los síntomas propios de esta afección.

VARIOS CANNABINOIDES, COMO EL CBD, EL THC Y EL THCA, EJERCEN EFECTOS QUE AYUDAN A CONTROLAR LOS SÍNTOMAS DE ESTA Y, EN CONSECUENCIA, A MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS QUE LA PADECEN.

CUIDADOS GENERALES
> Es importante recordar que el cannabis debe emplearse como fitoterapia complementaria y no como reemplazo del tratamiento. > Su uso debe supervisarse por un médico y un familiar. > Se aconseja llevar un registro de efectos inmediatos y a largo plazo. > El modo de administración influye en los efectos y su duración. > Deben ser especialmente precavidos los adultos mayores y quienes tienen antecedentes cardiovasculares, hepáticos, renales o psiquiátricos. > Las flores deben estar libres de hongos y agroquímicos. > Los extractos no deben contener alcohol ni contaminantes.

@pablozerda

Encontrá todos los detalles sobre cannabis y lups en la Revista THC 113

——— Si va a utilizar este texto cite la fuente: revistathc.com ———

Relacionado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.